Libri Mostrare/occultare il resto della biblioteca

Per favore, selezioni un libro

Nota Preliminare

 

ARISTODEMO 1786

El Aristodemo de Vincenzo Monti se puso en escena en Roma, en enero de 1787, en el Teatro a Valle, y a su representación, por ejemplo, asistió, con la ‘sociedad’ romana, Goethe, como este consigna en el diario del viaje a Italia. Poco antes habían circulado los ejemplares bodonianos y José Nicolás de Azara, que fungió de intermediario entre el tipógrafo y Monti, auguraba que iba a gustar más el impreso que la puesta en escena de la obra, de cuyo éxito duda (en carta a Bodoni de 10 de enero de 1787 [Ciavarella 1979, I, 122]). Tras del discreto éxito romano, Monti recibió por su obra la medalla de oro del concurso parmense de 1787, gracias a la protección de Prospero Manara, de otras autoridades parmenses y romanas, como el príncipe Braschi, de quien era secretario Monti y a cuya esposa estaba dedicada la tragedia. Levantó inmediatamente una polémica y especialmente se le opusieron personas del círculo de Parma, aunque disfrutó de la protección oficial e, incluso, de la entusiasta defensa de la interesante Marquesa de Matallana, embajadora de la Corte de España. Para estas cuestiones se remite al volumen de Colombo 1994, 19ss.

Este mismo estudioso publica la edición del epistolario entre Monti y el tipógrafo, cuyas primeras cartas nos permiten concretar algunos aspectos de la producción del Aristodemo de 1786. En la primera carta que conservamos, de 3 de junio de 1786, Monti le envía el manuscrito de su obra y le expresa su deseo de que le impriman 500 ejemplares, una decena de los cuales en «carta finissima», en edición «bella e veramente bodoniana», por lo que confía en las decisiones del tipógrafo, y le impone la única condición de que figure en el frontispicio un grabado, cuyas características le facilitará (Colombo 1994, 83). En la carta de Azara antes mencionada, el español se pregunta, por cierto, sobre a quién se le habrá ocurrido poner en la portada de una tragedia las máscaras cómica y pastoral, aunque el autor las identifica en una de estas cartas como las representativas de la Comedia y de la Tragedia. También expresa Monti el deseo de que el padre Ireneo Affò se ocupe de la corrección de las pruebas y de las labores propiamente editoriales del libro durante su producción en Parma.

La edición se hizo con cierta premura. Bodoni la había prometido para finales de julio de 1786; no obstante, como se excusa en una carta sin fecha, se retrasó algo por problemas sobrevenidos, entre otros con la enfermedad de su torcoliere y la falta de la carta velina de Annonay sobre la que se imprimiría una emisión de apenas una decena de ejemplares. Bibliógrafos como De Lama o Giani nos hablan de la tirada de la obra, que, con el análisis de los ejemplares conservados, nos permiten establecer hasta cuatro emisiones sobre diferentes papeles, una emisión a sobre papel verjurado de calidad (véase su descripción más abajo), otra emisión b sobre papel verjurado parmense también de calidad, pero ligeramente inferior,  una emisión c sobre papel de inferior calidad y no calandrado, y, en fin, una última emisión d sobre papel vitela de Annonay, de la que hasta ahora no he visto ejemplar alguno, pero que, como veremos, está documentada por el epistolario Monti-Bodoni.

La documentación epistolar testimoniaría, además, la existencia de varios estados que afectan a todas o a algunas de estas emisiones. El hecho de que, por fortuna, el epistolario bodoniano nos permita documentar en muchas ocasiones bastante bien el proceso editorial, y la existencia de emisiones o estados que no siempre tenemos localizados hoy, nos impone aquí, sin embargo, una consideración preliminar con respecto a qué es dable calificar de estado en el ámbito bibliográfico en que nos movemos, y de qué elementos probatorios nos valemos para fijarlo. En principio, solo la existencia fehaciente de un ejemplar real permitiría concretar en él una situación editorial de emisión o de estado. Sin embargo, en el sistema de producción de la imprenta tradicional, y en concreto en la bodoniana, aunque se hayan utilizado, en el curso de la edición y en el ámbito de la Stamperia Reale o de la imprenta propia de Bodoni, galeradas o pruebas impresas parciales del libro desechables para la corrección, no es inhabitual el envío a los autores o a los intermediarios de ejemplares completos supuestamente terminados, que, por tanto, podríamos calificar de ideales desde la perspectiva del tipógrafo, en los que, sin embargo y una vez revisados por sus destinatarios, se detectan errores o erratas con los que no pueden circular. El autor o sus agentes reclamarán entonces la corrección, que, por lo general, Bodoni hará sustituyendo las hojas afectadas por medio de encartes –los cartons franceses– o por medio de retoques manuales sobre el texto ya impreso, cuando se trata de erratas menores o de eliminaciones o retoques cuya raspadura o escritura con pluma no se advierte fácilmente por parte del lector. Lo que era un ejemplar ideal ha dejado de serlo en beneficio del corregido, y aquel adquiere, así, la categoría de estado.

Esto ocurre muy a menudo también en los casos en los que, si no interviene directamente el autor, sí lo hacen editores o cuidadores de un libro, cuya edición se trata por correspondencia. En el caso de la intervención de los autores y también en el de cuidadores o editores –caso del Longo italiano 1786 (cf. Garavelli 2001a) o de Aminta 1789, libros sobre los que preparo monografía bibliográfica pormenorizada–, podemos comprobar que el proceso de sustitución de texto o corrección de erratas advertidas puede quedar abierto incluso después de haber difundido el supuesto ejemplar ideal, que volverá a ceder su condición en beneficio de estados sucesivos que algún que otro encarte o corrección manual hará más perfectos a costa de los anteriores. Este procedimiento de edición abierta, que se aprecia muy bien en Aminta 1789, nos plantea numerosos problemas, que solo pueden ser ilustrados o, en el mejor de los casos, resueltos por medio del análisis de visu del mayor número de ejemplares  posible, y también por la documentación externa, fundamentalmente el epistolario o las noticias de terceros.

No obstante, mientras que no hay problema alguno para diferenciar los estados de una emisión o edición, cuando estos han dejado rastros en forma de ejemplares concretos, sí que lo hay cuando reconstruimos el proceso editorial a partir de documentos. Mercedes Fernández Valladares, miembro del Consejo Científico de la Biblioteca Bodoni, que ha suscitado con sus comentarios sobre borradores de las fichas tipobibliográficas estas consideraciones, sugiere la posibilidad de tratar estos estados inexistentes como estadios o pre-textos. Y así podrá hacerse para los casos en que, en efecto, el propio Bodoni o los autores o curadores de las obras dan a su producto una categoría meramente provisional, la propia de las pruebas, aunque se trate de una obra completa, que, sin embargo, no ha circulado o no había intención de que lo hiciera, aunque haya sobrevivido ‘un’ ejemplar. Caso diferente es el de una obra supuestamente finalizada que haya sido corregida a instancia del autor, y que, por accidente o intencionadamente, haya sido puesta en circulación.

Así, si atendemos al caso del Aristodemo 1786, Bodoni, acompañando a la carta antes citada, envía a Monti un ejemplar incompleto de la estampa aún sin calandrar (Colombo 1994, 88-89). Con esta carta se cruza otra de Monti en la que supone que la edición estaba ya acabada, y le solicita el envío de varios ejemplares a literatos bien conocidos, empezando por Tiraboschi, siguiendo por Melchiore Cesarotti y Clementino Vannetti, y los españoles Juan Andrés y Esteban de Arteaga. Curiosamente, en esta misma carta, el autor le solicita que se encuadernen los libros con una cubierta impresa, al modo que se hacía en Francia. No parece que Bodoni, que había pensado producir un libro in-4º en vez de uno in-8º., haya tenido en cuenta esta solicitud de Monti, a la que quizá no era demasiado afecto (Colombo 1994, 86).

Cuando este vio su obra «così bella, così magnifica», no encuentra expresiones para agradecer al tipógrafo su trabajo. Aunque, inmediatamente, le señala un primer error detectado por él en la pág. 47 (sign. f4 r), lín. 5, cittadini por concittadini, que –piensa– quizá se deba a una hipercorrección de parte de Affò. Bodoni procederá a sustituir esa hoja, como se aprecia en los ejemplares examinados de las emisiones a, b y c. Otra errata más tenía este ejemplar, que también señala el autor en la misma carta, en la pág. 72 (sign. i4 v), línea 12, en donde leía ambasciate, en lugar de la forma correcta ambasciata.

Por las circunstancias aquí narradas, y si quisiéramos ser precisos y a juzgar por lo que enseguida vemos a raíz de los comentarios que Monti hace en su carta de unos días después de la anterior, datada en Cesena el 30 de agosto, ese ejemplar primero remitido por Bodoni carecía seguramente de los preliminares o estos no estaban convenientemente terminados, faltos, por ejemplo, del grabado en portada; de querer ser precisos, digo, este sería un estadio o pre-texto del Aristodemo de 1786, que contenía las dos erratas detectadas por el autor y con las demás a las que enseguida me refiero, ejemplar que no puedo asegurar sobreviviera.

En esta misma carta, Monti añade a la lista de sus destinatarios otras personas, como Savioli, Manara, Rezzonico, y solicita a Bodoni haga ya encuadernar razonablemente bien un ejemplar con destino al Papa, tío de los Braschi Onesti, a uno de los cuales, la esposa, dedica Monti el Aristodemo (Colombo 1994, 90-91).

Bodoni le hace llegar un nuevo ejemplar antes del 30, ya convenientemente calandrado y encuadernado, pero, en esta ocasión, el autor advierte que falta al principio de la obra la relación de los personajes, habitual y aun necesaria en los libros teatrales, y comenta: «Io non posso supporlo che una negligenza del legatore, giacché parmi impossibile, che alla sua accuratezza sia sfuggita una cosa di tanta importanza» (Colombo 1994, 94). El ejemplar estaba calandradado y encuadernado a la rústica, considerado, pues, como acabado. Representaría un estado primero de la obra, que carecería por error de la relación de personajes, que hoy figura en la h. 6r. La propia estructura actual del volumen en la mayoría de sus ejemplares por lo que a sus preliminares se refiere nos asegura también que el olvido no fue del encuadernador, sino del impresor, pues la colación cuidadosa declara la manipulación que se hubo de hacer para añadir la lista de personajes como hoja suelta, ya que, pese a las descripciones más autorizadas, el cuadernillo de preliminares no es de seis hojas o tres bifolios, sino que se deja descomponer en uno de cuatro ([ ]4), flanqueado por 1 h. ([ ]1) en la que figura el grabado descrito más abajo, impreso en un papel diferente, y otra más que constituye la relación de personajes, sobre el mismo papel que el resto de la obra ([ ]1); es decir, un cuadernillo de dos bifolios o cutro hojas en el interior de dos hojas independientes.

No he podido examinar aún ejemplar alguno de tal estado primero, pero es posible que alguno de los más urgentemente remitidos a los literatos y aristócratas que Monti señala a Bodoni tuviera estas características. Es además posible que este mismo ejemplar que representa el estado primero todavía contuviera las dos erratas señaladas antes por el autor, pues que sigue insistiendo en su corrección en esta misma carta (Colombo 1994, 95). E incluso me parece entender que carecía del grabado en portada, pues que Monti da instrucciones a Bodoni sobre cuál es, al fin, el «rame da porsi nel frontispizio», «l’ovatino colle due teste, che convengono egregiamente rappresentando appunto una la tragedia, e l’altra la comedia» (95). Una instrucción más da Monti, la conveniencia de distribuir de otro modo la portadilla de la dedicatoria a Doña Costanza Falconieri Braschi Onesti. Bodoni atendió la sugerencia del autor y, en efecto, en algunos ejemplares se sustituye la forma original de la portadilla, la descrita más abajo, por medio de un encarte en la que cambia la distribución, como queda señalado más abajo en la descripción. También le comunica que por entonces tendrá suficiente con 50 ejemplares calandrados como este, formándolos a partir de los cuadernos «più politi» posibles, cuyo envío le solicita (Colombo 1994, 94).

Apenas diez días después, Monti ya habría recibido un nuevo ejemplar de toda su satisfacción, seguramente porque contenía la relación de personajes, y también las sustituciones solicitadas. Este ejemplar constituiría un estado segundo de la obra, en la que sin embargo el autor advierte una errata no vista antes, en la pág. 125 (sign. q3), en cuya última línea se leía «aristodemo» en lugar de «argia», y en pág. 126, lín. 3, donde echa de menos dos puntos después de credesti (Colombo 1994, 96-97). Como antes escribía, no sé si alguno de los destinatarios antes mencionados habría recibido el libro en cualquiera de estos dos estados que hemos ido diferenciando. Quizá no, si atendemos a las órdenes que en esta misma carta da Monti para que los envíe a estos «legati in rustico e senza lisciatura». Añade, además, que «quando poi tutto sarà termimato, potrà cominciare a farmene la spedizione cento per volta» (Colombo 1994, 96), en lo que insiste en otras ocasiones posteriores.

Prácticamente, pues, la mayor parte de los ejemplares de la edición serían de un último estado tercero, en que los tomos han sido correctamente encartados con las hojas corregidas; en los ejemplares consultados se encuentran todos los encartes mencionados, excepto el de la portadilla de la dedicatoria, que figura solo en algunos, por lo que podríamos considerarlo un cuarto estado. Es también de estas mismas características el que se reproduce en la Biblioteca Bodoni, emisión a sobre papel verjurado de primera calidad, estado tercero, con todas las correcciones, a excepción del encarte de la portadilla de la dedicatoria.

Descrizione tipobibliografica

[Portada:] ARISTODEMO | TRAGEDIA | DELL’ABATE |VINCENZO MONTI| [medallón grabado de 67 mm. de diámetro en el que se representan máscaras trágicas [medidas de la plancha: 85 × 83 mm.] | PARMA | [filete] |DALLA STAMPERIA REALE | MDCCLXXXVI

colación y estructura. 4º. c. 300 × c. 220 mm. 1 h (grabado), 4 h. , 1 h., [1]2-130 págs., 1 h. en blanco. Sign. [ ]1 [ ]4 [ ]1 a4-qr2. En este estado tercero se han sustituido las h. sign. f4, i4, k3 y q3 (véase lo expresado en la introducción); en un estado cuarto, se ha encartado una h. en sustitución de [ ]2, que contiene la portadilla de la dedicatoria modificada según los deseos de Monti.

tipografía y puesta en página. Tipos cursivos cancillerescos para la dedicatoria en prosa; redondos y cursivos del cuerpo 16 para el texto (Manuale 1788, tipo Ivrea, nº. 60). Mancha de texto 170 × 110 mm. sin contar foliación. Sin foliación en los preliminares; paginación superior, centrada y en cursiva, en el texto. Para las separaciones de actos y escenas se vale de filetes o líneas horizantales y, repetidamente, de una combinación de adornos tipográficos como los del Manuale 1818, II, fol. 222, nº. 737.

soporte. 1) Papel verjurado con filigrana de trébol con el monograma en su base «FP», la «carta real fol. detta di Napoli» de calidad superior (emisión a). 2) Papel verjurado («carta duplice reale») con filigrana de cruz latina con brazos lobulados sobre una peana, en cuyo interior se incluye el monograma «FP»; con filigrana de cruz rayante, con los brazos trilobulados (cruz de san Mauricio), y sobre una pena en la que se haya incluso el mongrama «FB»; papel verjurado con filigrana de cruz latina alzada rayante con los extremos de los brazos y del mástil trilobulados (cruz de san Mauricio), y al pie a los dos lados del mástil sobre la peana: «EDPM» (emisión b). 3) Papel verjurado de peor calidad que los anteriores con filigrana de águila bicípite y al pie el monograma «ED PM»; papel verjurado con filigrana de cruz latina alzada rayante con los extremos de los brazos y del mástil trilobulados (cruz de san Mauricio), y al pie el monograma «FF» (emisión c). 4) Papel vitela de Annonay (emisión d).

tirada. Si atendemos a los requerimientos del autor, el total de la edición sería de 512 ejemplares, según este reparto: 1) Como se ha señalado en la introducción, el propio autor encargó una docena de ejemplares sobre papel vitela de Annonay; emisión que De Lama 1816, II, 40, da por existente, lo mismo que Giani 1948, 37, nº. 7; sin embargo, Renouard 1795, 17, tan atento a las tiradas especiales, no menciona la existencia de esta emisión. 2) Giani 1948, 37, nº. 7, cifra el total de la tirada en 160 ejemplares, un error evidente con solo atender a lo dicho en la introducción sobre la base de las cartas cruzadas entre tipógrafo y autor. Esta cifra, sin embargo, se podría corresponder con los ejemplares realmente impresos de la emisión a, en papel de superior calidad y especialmente calandrados. 3) Se completarían los 500 ejemplares de la obra comisionados por el autor con los de la emisión b, si es que se llegó a imprimir esa cantidad.

emisiones / estados. Como se ha podido ver en la introducción al presente estudio tipobibliográfico, acordemente con su papel, se documentan cuatro emisiones diferentes, en las que se representan hasta cuatro estados diferentes, de los cuales documentamos con ejemplares concretos el tercero y el cuarto.

contenido. H. 1v: el grabado luego descrito; h. 2r: la portada descrita; h. 3r: portadilla con la dedicatoria «a sua eccellenza | cla signora principessa | d.na costanza falconieri | braschi onesti | nipote di n. s. | pio vi» [estado tercero], o «a sua eccellenza | la signora principessa | d.na costanza braschi | onesti | nata falconieri | nipote di n. s. | pio vi» [emisión cuarta] ; h. 4r-5v: texto en prosa de la dedicatoria, cuyo autor es Vincenzo Monti; h. 6r: elenco de personajes: págs. 1-30: «aristodemo | tragedia».

ilustración. El medallón descrito en portada; en h. 1v, escena de la tragedia, correspondiente al acto V, escena iii, firmado: «Mazzoneschi inv.» y «Barbazza inc.», es decir, los artistas Francesco Barbazza y Vincenzo Mazzoneschi.

Esemplari

ejemplar reproducido.
Parma,
Biblioteca Palatina, Pal 20485. Ver en ICCU

otros ejemplares.
*Parma, Biblioteca Palatina, PAL. 8156 [emsión a, estado tercero]. Enc. moderna a la holandesa, lomo y puntas en piel de cabra, planos con papel de aguas.
*Parma, Biblioteca Palatina, BB. II. 27016 es. 1 [emisión a, estado tercero]. Enc. parmense en becerro marmorizado, lomo liso.
*Parma. Biblioteca Palatina, BB. II. 27016 es. 2 [emisión a, estado cuarto]. Enc. a la francesa en becerro marmorizado.
*Parma, Biblioteca Palatina, BB. II. 27015 [emisión c, estado cuarto].
*Salamanca, Biblioteca Privada. Enc. en becerro racinée, con dos filetes en los planos, y lomo liso decorado en ocho compartimentos con adornos dorados; tejuelo: Aristodemo. Procedencia: Biblioteca de Escocia; Studio Bibliografico Benacense (2009). 

Bibliografia

Bibliografia specifica

BIBLIOGRAFÍA

Renouard 1795, 17; De Lama 1816, II, 40; Giani 1948, 37, nº. 7; Brooks 1927, nº. 312; Ciavarella 1959, 58, nº. 43; Zapella 1978, nº. 40; Palaia & Moscatelli 1987, nº. 87; Colombo 1994;  Bertero 1995, nº 18.

 

OTRAS REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS CITADAS.

Ciavarella 1979; Colombo 1994.

Altra bibliografia citata

Garavelli 2001a; Manuale 1788;

Citazione

In Vincenzo Monti, Aristodemo, studio storico e tipobibliografico di Pedro M. Cátedra; nella Biblioteca Bodoni [<http://bibliotecabodoni.net/it/libro/aristodemo> Richiesta: 14/dic/2017].
Aristodemo tragedia dell’abate Vincenzo Monti Monti, Vincenzo 1786

Contenuto

Nota Preliminare
Descrizione Tipobibliografica
Frontespizio / colofone.
Collazione / struttura.
Tipografia e impaginazione.
Supporto.
Tiratura.
Emissioni / stati.
Contenuto.
Illustrazioni.
Esemplari
Esemplare riprodotto
Altri esemplari
Bibliografia
Citazione
©
Pedro M. Cátedra